happy

Documental que se centra en la vida de los cazadores en Siberia.

”[…] La diferencia entre una trampa de caída y una trampa de acero es que la marta hambrienta ignorará la trampa de acero. Haga lo que haga, cuando tire del señuelo le caerá encima. La piel no tiene manchas de sangre, el animal se ve tan bien como si estuviera vivo. Es una manera de morir humana, porque muere al instante. Si lo piensas bien, somos todos asesinos o cómplices. Incluso aquellos sensibleros que tienden a compadecerse por todo. ¿Por qué? es muy simple. Un hombre tiene un cerdo, pero él sabe con anticipación para qué lo mantiene. Para matarlo, comerlo y vender su carne. e incluso aquél que siente pena por todo eso, compra la carne de este hombre. El cazador es igual que un granjero de cerdos, sólo que más honesto […]
[…] Solía criar ganado, pero nunca me podía animar a matarlos. Los animales vienen a ti esperando afecto o que le des un buen regalo. Pero en vez de eso, reciben una bala en la cabeza. En la taiga el animal salvaje sabe que nada bueno puede venir de mi, de un hombre, tratará de escapar. Aquí se trata de saber quién es más astuto […]
Así habla de la “kuliamka” (trampa de madera utilizada para cazar martas) en particular y de la caza en general, Gennady Solovyev, uno de las cazadores que vive en Bahkta, aldea de 300 habitantes situada en el corazón de la Taiga en Siberia. Gennady es uno de los cazadores profesionales que Dmitry Vasyukov y Werner Herzog acompañan en “Happy people, one year in the Taiga”. (PEL)(SUB)

Anuncios