grey_zone_xlg

El 7 de octubre de 1944, los sonderkommandos judíos (los prisioneros mantenidos separados del resto y que trabajaban en la operación de las cámaras de gas y hornos crematorios) de Auschwitz organizaron un levantamiento. El sentimiento de culpa de estos hombres, que además reciben un ‘trato de favor’ por parte de los nazis, les llevará a plantearse un motín como forma de redención. Las prisioneras habían logrado extraer explosivos de una fábrica de armas y los utilizaron para destruir parcialmente el crematorio IV y tratar de escapar en la confusión. Los 250 prisioneros fueron capturados e inmediatamente ejecutados. (PEL)

Anuncios