Los Ángeles ha vivido el peor terremoto de toda su historia. Tras el desastre, llega otro desastre, más delirante. Una red improvisada de televisiones transmite qué pasa con aquellos que han sobrevivido al terremoto… Probablemente la película más repugnante jamás rodada. Así se nos presenta “Kuso”, una obra única y extrema, pensada para ser odiada, y que ha hecho rasgar las vestiduras de muchos críticos. (PEL)(SUB)