De las calles de Nueva York fue de donde los hermanos Safdie sacaron, literalmente, a Arielle Holmes, una heroinómana sin techo de 19 años que protagoniza esta ficción basada en sus propios diarios (en el film se hace llamar Harley). El frenesí de su día a día –ciclo imparable de apaños: conseguir dónde dormir, qué comer y cómo obtener el chute de rigor– entrecruzado con la obsesiva relación de Harley con el indiferente Ilya (Caleb Landry Jones), también yonqui como ella y del que está completamente enamorada.

(PEL)(SUB)