No aparece ninguna persona en este documental, pero en él destacan tres protagonistas muy especiales: los testimonios del brutalismo yugoslavo; la voz de Tilda Swinton y la música de Jóhann Jóhannsson, compositor de la banda sonora de “Sicario” y “Arrival”, fallecido en 2018 a los 48 años. Jóhannsson grabó distintos cortometrajes con elementos visuales que empleaba en sus obras musicales. La idea de su primer largometraje surgió en 2010, cuando se inspiró en las fotografías de Jan Kempenaers. En “The last in First Men” se dan cita elementos del universo de Kubrick y Tarr, una síntesis de imágenes y sonidos en el que el pasado más lejano se da cita con el futuro más distante. (PEL)(SUB)