A la fama mejor ir blindado, pero Elliott Smith olvidó acorazarse. Este filme establece una conexión entre Good Will Hunting, los Óscars y el suicidio del cantautor desvalido. Una vida punk explicada por amigos de siempre que llega al corazón. No estaba hecho para el negocio. (PEL)(SUB)