Cuando una escuela se derrumba con todos los niños dentro, el arquitecto Phillip Braun es juzgado y condenado por deficiencias en el diseño y construcción del edificio, y es enviado a prisión. Su abogado descubre que la verdadera responsabilidad del incidente pudiera ser otra. (PEL)(SUB)